Mejoras en las pesquerías

La pesca sostenible se fundamenta en una buena gestión

Además de pescar sobre poblaciones saludables, las pesquerías deben demostrar que minimizan sus impactos sobre hábitats y otras especies marinas. Asimismo, tienen que contar con un plan en caso de que las poblaciones de peces disminuyan.

A pesar de que para ser certificadas por MSC las pesquerías deben funcionar a un alto nivel, siempre hay espacio de mejora. Después de ser certificadas, muchas pesquerías precisan mejorar su desempeño en un aspecto concreto.

El 94 % de las pesquerías certificadas habían realizado al menos una mejora en 2016 para reforzar o realizar un mayor seguimiento de la sostenibilidad de sus operaciones.

Un área de mejora frecuente es el de los impactos sobre el hábitat de las pesquerías certificadas. 39 de cada 185 pesquerías certificadas por MSC analizadas en 2017 habían llevado a cabo al menos una mejora de gestión para hábitats. Dichas mejoras incluyen más investigación científica y conocimiento de los impactos de la pesquería, modificaciones en el arte de pesca y evitar pescar en zonas determinadas.

De igual manera, las pesquerías certificadas por MSC han realizado mejoras importantes en relación a las capturas no deseadas. Entre 2007 y 2013, 60 pesquerías han resuelto deficiencias con respecto a capturas no deseadas.

Teoría del cambio
  • '{{item.Image.Title}}', {{item.Image.Artist}}, {{item.Image.Description}}