Skip to main content

Noticias

La certificación MSC genera beneficios ambientales para el océano, y ventajas sociales y económicas a pesquerías y empresas que comercializan productos de pesca sostenible

 

  • Diversos estudios técnicos, expuestos en un webinar durante la II Semana Mares para Siempre de Marine Stewardship Council (MSC), confirman las ventajas de la apuesta de la pesca como actividad sostenible

Enmarcado en la II Semana Mares para Siempre, Marine Stewardship Council (MSC), organización internacional sin ánimo de lucro que lleva más de 20 años trabajando para hacer que la pesca sea una actividad sostenible, ha celebrado un encuentro virtual para analizar los impactos que la certificación MSC está teniendo a nivel social, económico y ambiental.

Bajo el título, Midiendo los impactos socioeconómicos y ambientales de la certificación MSC: Nueva ciencia disponible, la organización ha reunido a un grupo de expertos de diferentes ámbitos para contribuir a generar reflexión y conocimiento sobre la sostenibilidad de la pesca y mostrar datos académicos y científicos referentes al impacto de dicha certificación.

Laura Rodríguez, directora de MSC en España y Portugal, inició el webinar con un minuto de silencio en memoria de los marineros fallecidos del pesquero gallego Villa de Pitanxo. Tras este sentido reconocimiento, la directora de la organización dio la bienvenida a los asistentes a este encuentro moderado por Alberto Martín, responsable senior de pesquerías MSC para el Sur de Europa, África, Oriente Medio y Sur de Asia, encargado de describir los tipos de certificados de MSC, su funcionamiento y los requisitos para obtenerlos.

Tras las presentaciones, se pasó a analizar los impactos medioambientales, sociales y económicos del programa MSC. Katie Longo, científica principal de MSC, presentó diversos estudios publicados y en publicación en los que se recogen estos impactos y se demuestra que la etiqueta MSC indica una distinción importante para los consumidores y que repercute, de una u otra forma, en el negocio de las pesquerías.

En este sentido, MSC ha llevado a cabo varios estudios para analizar el impacto positivo de su estándar. Disponer de esta certificación proporciona una serie de ventajas basadas en el mercado, como precios más altos, mayor conciencia de los consumidores y mayor demanda de los minoristas.

Por ejemplo, MSC analizó ocho pesquerías en Australia. Los datos de las evaluaciones concluyen que el certificado les reportó mayores beneficios que gastos. Entre esos beneficios, no solo económicos, también destacan los sociales: mayor reputación, mayor conciencia de los consumidores y una mejor colaboración con las instituciones. El artículo se puede consultar aquí.

Por su parte,  en el caso de Estados Unidos y el atún blanco, la certificación permitió unos precios más altos. Asimismo, tras recibir este sello, las pesquerías vendieron mayores cantidades a compradores certificados por MSC que a los no certificados. “Si bien esto es solo evidencia indicativa, sugiere que la posibilidad de vender con esta etiqueta supone un cambio en el flujo de productos a favor de las empresas que podrían garantizar una cadena de custodia certificada”, asegura Longo.

La científica de MSC también resaltó el caso de la sardina en Portugal. A pesar de que estas pesquerías perdieron el certificado en 2014, el haber contado con este sello durante un periodo les ha permitido continuar con la colaboración de las instituciones e investigadores para caminar hacia una nueva certificación. Los resultados de estos estudios se pueden consultar aquí.

El impacto económico en empresas y mercados pesqueros fue otro de los temas de debate del encuentro virtual. José Luis Fernández Sánchez, profesor titular de la Universidad de Cantabria del Dpto. de Administración de Empresas, analizó la relación entre el eco-etiquetado de productos y los resultados económicos de las empresas. De acuerdo con las investigaciones, este tipo de eco-sellos ofrecen una serie de beneficios, como la reducción de los costes de transacción, diferenciación de producto, mejora de la imagen y la reputación, o facilidad de entrar a nuevos mercados.

Sin embargo, aunque mínimos, también existen desventajas como costes de certificación y de administración, que afecta, en mayor o en menor medida, a los resultados económicos para la empresa o el productor.

Fernández repasó los datos de un estudio de 2012 sobre el efecto del eco-etiquetado en los resultados de las empresas. De acuerdo con las cifras, el disponer de un certificado supuso aumentar la rentabilidad de los negocios. Asimismo, otro estudio de 2020,  analizaba el precio de las pesquerías del pulpo común en Asturias. “La certificación MSC de la flota artesanal del pulpo tuvo un importante beneficio económico consiguiendo un extra de precio de venta entre1,05 y 1,11 €/Kg lo que suponía entre un 15 y un 25% de precio más alto frente al pulpo asturiano no certificado. El detalle de los resultados de este estudio científico se pueden consultar aquí.

Otro de los ejemplos presentados, publicado en la revista Marine Resource Economics, demuestran que las certificaciones para transformar y vender productos pesqueros sostenibles certificados disparan las cotizaciones de las empresas. De media el precio de las acciones de una empresa tras su certificación sube un 2,64%. Es decir, el equivalente a un 50% anual aproximadamente. El resumen de este artículo se puede consultar aquí.

“Los inversores reaccionan positivamente a la decisión de permitir que un tercero evalúe y controle la implementación de prácticas productivas sostenibles. En este sentido, la sostenibilidad medioambiental de los recursos naturales no va en contra de la sostenibilidad económica de las empresas o de los productores”, concluye Fernández Sánchez.

Tras esta intervención, fue el turno de Marga Andrés, investigadora de Gestión Pesquera Sostenible en AZTI, centro científico y tecnológico del País Vasco que desarrolla proyectos de transformación de alto impacto. Durante su presentación, hizo un repaso de los diferentes proyectos en los que ha colaborado con MSC y en los que ha imperado la innovación, la tecnología y la ciencia.

AZTI ha participado en diferentes con pesquerías certificadas para responder a las exigencias de mejora del programa MSC. Entre ellos caben destacar el desarrollo de reglas de control de captura para la pesquería de bonito del Norte, la investigación  y minimización de impactos en fondos marinos y especialmente en ecosistemas marinos vulnerables de pesquerías de arrastre de bacalao; o el análisis de la actividad pesquera en el ecosistema y el desarrollo de dispositivos de pesca biodegradables de pesquerías de túnidos tropicales en el océano Índico. Además, la portavoz de AZTI ha enumerado las novedades que están incluyendo en sus estudios, como la observación a bordo mediante sistemas de monitoreo electrónico remoto, la gestión de datos masivos y la inteligencia artificial, o modelos de gestión más robustos, completos y a tiempo real.

Enlace al video del webinar en YouTube.

NdP-estudios-científicos-beneficios-certificación-MSC
Download download file PDF - 1 MB

Busca al responsable de prensa de MSC en tu región

Selecciona tu región